¿Es un Buen Momento para Comprar Arte? Aquí Te Explicamos Por Qué la Respuesta es Sí
Momento adecuado para comprar arte

Tabla de contenidos

En el fluctuante mundo del arte, una pregunta común entre los coleccionistas y amantes del arte es: ¿es este el momento adecuado para comprar arte? Aunque la respuesta puede variar dependiendo de una serie de factores, creemos firmemente que este es un excelente momento para invertir en arte. Aquí te explicamos por qué.

Las claves más destacadas que hacen un buen momento para comprar arte

En el dinámico y emocionante mundo del coleccionismo de arte, el mercado puede ser tan voluble y misterioso como la inspiración de un artista, creemos que siempre hay razones convincentes para considerar la compra de arte. En este post, te explicamos por qué creemos que este es un momento especialmente favorable para hacerlo. Es importante recordar que todas las inversiones implican ciertos riesgos y que debes estar dispuesto a aceptarlos si decides invertir en arte. Aquí están algunas de las razones por las cuales las personas deciden invertir en este tipo de activos:

1. El Arte es una Inversión a Largo Plazo

A diferencia de las inversiones en mercados volátiles como las acciones, el arte tiende a mantener su valor a largo plazo. Las obras de arte no sólo son objetos hermosos para apreciar, sino que también pueden ser inversiones sólidas y tangibles. Incluso en tiempos de incertidumbre económica, el arte puede proporcionar estabilidad y potencial de crecimiento.

2. Mayor Accesibilidad

Con el auge de las galerías online y las subastas digitales, nunca ha sido tan fácil acceder a un amplio espectro de obras de arte. Puedes encontrar y comprar arte de artistas emergentes y de artistas consolidados, lo que amplía enormemente tus opciones. Pero la realidad es que la compra de arte que menos riesgo conlleva es el de artistas ya consolidados porque los emergentes pueden despuntar o no. Por lo tanto, es el momento adecuado para comprar arte y es recomendable tener una cartera de artistas reconocidos y cuando quieras incluir un artista emergente, hacerlo sabiendo que puede que finalmente el artista no llegue a consolidarse.

3. Valor en aumento

Los artistas consolidados suelen tener una demanda sostenida en el mercado del arte, lo que puede contribuir a un aumento constante en el valor de su obra a lo largo del tiempo. El arte, en particular el de artistas reconocidos y consolidados, puede ser una inversión valiosa debido a su potencial para apreciarse en valor a lo largo del tiempo. Existen varios factores que contribuyen a este aumento de valor:

Demanda sostenida

Los artistas consolidados tienden a tener una base sólida de coleccionistas y seguidores, lo que genera una demanda constante de sus obras. Esta demanda sostenida puede llevar a un aumento en el valor de sus obras con el tiempo.

Escasez

Las obras de artistas fallecidos, son muy valoradas. Hay que tener en cuenta que la cantidad total de su obra queda definitivamente limitada. Esta escasez puede aumentar la demanda y, por lo tanto, el valor de sus obras. Aun en vida, muchos artistas consolidados producen obras a un ritmo limitado, lo que también puede generar un sentido de escasez.

Reputación y reconocimiento

El reconocimiento en la carrera de un artista, ya sea a través de premios, exposiciones en museos de renombre o críticas positivas, puede aumentar la visibilidad y el atractivo de sus obras, lo que a su vez puede impulsar su valor.

Historia de ventas

Los registros de ventas anteriores en subastas y galerías pueden establecer un precedente de alto valor para las obras de un artista. Estos registros de ventas son a menudo utilizados como indicadores de valor futuro. El momento adecuado para comprar obras de arte que ya hayan sido subastadas en otras ocasiones es cualquier momento porque son obras muy cotizadas.

Influencia en el mercado

En algunos casos, el valor del arte puede ser impulsado por inversores y coleccionistas influyentes. Si estas figuras adquieren obras de un artista en particular, puede generar una mayor demanda y aumentar los precios.

4. Inversión tangible

A diferencia de otras inversiones, como las acciones o los bonos, el arte es tangible. Puedes disfrutarlo mientras está colgado en la pared de tu casa. Cuando se invierte en arte, uno de los aspectos únicos y atractivos es su naturaleza tangible. A diferencia de los activos financieros como las acciones, los bonos o los fondos mutuos, las obras de arte son bienes físicos que se pueden tocar, ver y disfrutar.

Disfrute estético

A diferencia de muchas otras formas de inversión, el arte también puede proporcionar un placer estético. Puedes disfrutar de la obra de arte simplemente colgándola en tu casa u oficina. Aunque el valor financiero de la obra de arte es importante, también se puede obtener una gran satisfacción simplemente por el hecho de poseer y apreciar la obra.

Estabilidad física

A pesar de los cambios en los mercados financieros, una obra de arte seguirá existiendo. Esto significa que incluso si el valor de mercado del arte fluctúa, todavía tienes un activo físico. Realmente hay pocas veces en las que no sea el momento adecuado para comprar arte.

Autenticidad

Los certificados de autenticidad y los historiales de propiedad (provenance) pueden añadir un valor significativo a las obras de arte. Estos documentos demuestran que el arte es genuino y trazan su historia a lo largo del tiempo, lo que puede ser un atractivo adicional para algunos inversores.

Valor intrínseco

Al ser un objeto físico, una obra de arte tiene un valor intrínseco. Es un bien único y, en muchos casos, irreemplazable, que puede mantener un valor independientemente de las condiciones económicas.

Protección contra la inflación

A lo largo del tiempo, los bienes tangibles como el arte pueden ofrecer cierta protección contra la inflación. A medida que los precios suben, el valor de los bienes tangibles a menudo sigue el ritmo, lo que puede ayudar a preservar el poder adquisitivo de tu inversión.

Sin embargo, al igual que con cualquier inversión, hay riesgos y desafíos asociados a la inversión en arte tangible. Por ejemplo, las obras de arte pueden ser susceptibles a daños físicos y, por lo tanto, pueden requerir seguros y almacenamiento adecuado. Además, la liquidez puede ser un desafío, ya que puede llevar tiempo encontrar un comprador si decides vender una obra de arte. Finalmente, el arte está sujeto a gustos y tendencias cambiantes, lo que puede afectar su valor y demanda en el mercado.

5. Diversificación de la cartera

El arte puede ofrecer una diversificación a tu cartera de inversiones. Los precios del arte no siempre se mueven en línea con los mercados de acciones y bonos, lo que significa que puede actuar como una cobertura contra la volatilidad del mercado. La diversificación es una estrategia clave de inversión que implica distribuir las inversiones entre varios tipos de activos para reducir el riesgo. Cuando se diversifica una cartera de inversiones, se busca que los diferentes activos no estén correlacionados, es decir, que no se muevan juntos en la misma dirección. En términos simples, no poner todos los huevos en la misma cesta.

El arte, en este sentido, puede ser una forma efectiva de diversificar una cartera de inversiones por las siguientes razones:

Correlación baja o nula con los mercados financieros tradicionales

La valoración del arte suele estar determinada por factores diferentes a los que afectan a los mercados financieros tradicionales, como acciones y bonos. Esto significa que los precios del arte pueden ser resilientes, o incluso aumentar, en tiempos de volatilidad del mercado.

Cobertura contra la inflación

El arte es un activo tangible y, por lo tanto, puede actuar como una cobertura contra la inflación. A medida que los precios generales suben, el valor de los activos tangibles, como el arte, a menudo sigue el ritmo.

Rendimientos potenciales

En el pasado, algunas obras de arte han mostrado rendimientos significativos, aunque es importante recordar que el rendimiento pasado no es indicativo de rendimientos futuros.

Exposición a diferentes mercados geográficos y demográficos

El mercado del arte es global, con artistas, compradores y vendedores de todo el mundo. Esto significa que invertir en arte puede proporcionar exposición a diferentes economías y demografías.

Sin embargo, a pesar de estos beneficios potenciales, invertir en arte también tiene sus riesgos. El arte puede ser difícil de valorar, la liquidez puede ser limitada (es decir, puede llevar tiempo vender una obra de arte), y los costos de transacción y mantenimiento pueden ser altos. Además, como con cualquier inversión, no hay garantía de rendimiento o protección contra pérdidas. Por tanto, es importante llevar a cabo una investigación exhaustiva y, si es posible, buscar asesoramiento profesional antes de invertir en arte.

6. Valor cultural e histórico

Al invertir en arte, también estás invirtiendo en un pedazo de cultura e historia. El arte puede aumentar de valor no solo por su belleza, sino también por su importancia cultural e histórica. El arte es mucho más que solo un bien comercial; también es un testimonio de la cultura, la sociedad y la historia. Esta dimensión adicional puede añadir un valor único a las obras de arte y es una de las razones por las que muchas personas optan por invertir en ellas.

Testimonio de una época y una cultura

Las obras de arte suelen reflejar las épocas y las sociedades en las que fueron creadas, capturando las ideas, los valores y las preocupaciones de esos periodos. Por ejemplo, los cuadros impresionistas de finales del siglo XIX reflejan los cambios en la sociedad y la tecnología de la época, mientras que el arte pop de los años 60 y 70 refleja el auge del consumo masivo y los medios de comunicación. Esta capacidad para capturar y conservar un momento de la historia puede hacer que las obras de arte sean valiosas, tanto cultural como económicamente.

Relevancia y reconocimiento cultural

Algunas obras de arte se han convertido en íconos culturales, reconocidos y valorados en todo el mundo. Estas obras a menudo tienen un valor de inversión alto debido a su relevancia cultural y a la demanda que generan. Además, la inversión en estas obras puede generar beneficios en términos de prestigio y reconocimiento.

Proveniencia y contexto histórico

La proveniencia (historia de propiedad) de una obra de arte puede añadirle valor. Si una obra de arte ha sido propiedad de personalidades famosas o ha estado en colecciones prestigiosas, su valor puede aumentar. Además, las obras que tienen una historia interesante o que se crearon en un contexto histórico importante también pueden tener un valor más alto.

Preservación de la herencia cultural

Al invertir en arte, también estás ayudando a preservar y mantener la herencia cultural para las generaciones futuras. Esto puede ser una fuente de satisfacción personal, además de los potenciales beneficios financieros.

A pesar de estos aspectos positivos, es importante tener en cuenta que el valor cultural e histórico de una obra de arte puede ser subjetivo y cambiar con el tiempo. Además, la inversión en arte tiene riesgos y desafíos, incluyendo la posibilidad de falsificaciones, la volatilidad del mercado del arte, y los costos de almacenamiento y conservación. Como siempre, es importante hacer una diligencia debida antes de invertir en arte.

7. Mercado global

El mercado del arte es verdaderamente global, con compradores y vendedores de todo el mundo. Esto puede aumentar las oportunidades de inversión y puede ayudar a proteger tu cartera contra las fluctuaciones de la economía de un solo país. El mercado del arte es una entidad global. Esto significa que las obras de arte se compran, venden, subastan y se valoran en un contexto internacional. Aquí hay varias razones por las cuales este aspecto global puede ser beneficioso para los inversores en arte:

Diversificación geográfica

Invertir en arte puede ofrecerte la oportunidad de diversificar geográficamente tu cartera. En lugar de depender únicamente de la economía de un país, el mercado del arte te permite beneficiarte de las tendencias económicas y del coleccionismo en múltiples regiones. Por ejemplo, si la economía de un país entra en recesión, es posible que el impacto sobre el valor de tu colección de arte sea mitigado por la demanda en otros mercados internacionales.

Oportunidades de inversión ampliadas

Un mercado global significa que tienes acceso a un espectro más amplio de obras de arte y artistas de todas las nacionalidades y estilos. Esto puede aumentar tus oportunidades de inversión y te permite ser más selectivo y estratégico en tu enfoque.

Resiliencia del mercado

El mercado del arte tiene una demanda internacional estable, y aunque puede haber fluctuaciones, en general ha demostrado ser bastante resistente a las crisis económicas. Las obras de arte de alta calidad, en particular, a menudo mantienen su valor incluso durante los periodos de recesión económica.

Alcance global de casas de subasta y galerías

Las principales casas de subastas y galerías de arte operan a nivel internacional, lo que facilita la compra y venta de obras de arte en diferentes partes del mundo. Estos actores clave del mercado del arte también ofrecen servicios de asesoramiento y valoración, lo que puede ser útil para los inversores en arte.

Sin embargo, al igual que con cualquier inversión, hay riesgos asociados con el mercado del arte global. Estos incluyen el riesgo de fluctuaciones del tipo de cambio, los costos de transporte y seguro de las obras de arte, y las diferencias en las leyes y regulaciones de importación y exportación de arte entre los países. Además, la barrera del idioma y las diferencias culturales pueden presentar desafíos. Como siempre, es importante hacer una diligencia debida y posiblemente buscar asesoramiento profesional antes de invertir en el mercado del arte global. Estas acciones vienen implícitas cuando compras una obra, pero no cambia el momento adecuado de comprar arte, ya que son factores que estarán siempre presentes.

8. Herencia y legado

Muchos inversores en arte también lo hacen pensando en dejar un legado. Las obras de arte pueden ser pasadas a futuras generaciones, a menudo aumentando en valor con el tiempo. Invertir en arte puede ser una manera significativa de dejar un legado tangible para futuras generaciones. Aquí hay varios puntos clave sobre este tema:

Transmisión de riqueza a lo largo del tiempo

Las obras de arte a menudo se valoran por su longevidad. Un cuadro o una escultura de alta calidad pueden durar cientos de años si se cuidan adecuadamente. Al invertir en estas piezas, puedes estar creando una fuente de riqueza que puede ser transmitida a tus herederos. Si la obra de arte se revaloriza con el tiempo, este legado puede incluso aumentar su valor monetario.

Preservación de la historia familiar y el patrimonio cultural

En algunos casos, las obras de arte pueden tener un significado personal o cultural profundo. Tal vez una obra fue creada por un artista que tu familia admira, o tal vez refleja la historia o las tradiciones de tu cultura. Al invertir en estas obras y pasarlas a las siguientes generaciones, estás ayudando a preservar tu historia familiar y el patrimonio cultural.

Educación y apreciación del arte

Al pasar obras de arte a las generaciones futuras, también puedes estar fomentando una apreciación del arte. Los niños que crecen rodeados de arte pueden desarrollar una comprensión y un amor por él que dure toda la vida.

Contribución a la comunidad artística

Al invertir en arte, puedes estar apoyando a los artistas y contribuyendo al vibrante ecosistema del arte. Este es un legado que puede tener un impacto mucho más allá de tu familia, beneficiando a la sociedad en general. Esto también hace que cualquier momento sea adecuado para comprar arte.

Aunque estas ventajas pueden ser atractivas, es importante tener en cuenta que la inversión en arte también conlleva ciertos riesgos y desafíos. Por ejemplo, el arte puede ser difícil de valorar y vender, y puede requerir un cuidado considerable para mantener su condición. Además, si tu intención es pasar las obras de arte a tus herederos, debes tener en cuenta las implicaciones fiscales y legales de esta transferencia. Como siempre, es aconsejable buscar asesoramiento profesional antes de realizar inversiones importantes.

Conclusión

En definitiva, ahora es un momento excelente y adecuado para comprar arte, Aprender sobre qué es y hacer una inversión que podría recompensarte no solo financieramente, sino también cultural y espiritualmente. Al comprar arte, estás apoyando a los artistas y al rico tapiz de la cultura global, al tiempo que te proporcionas a ti mismo una fuente de belleza y reflexión. Por supuesto, también, estás refugiando a la vez que rentabilizas al máximo tu dinero. Recuerda que, aunque las tendencias del mercado pueden ir y venir, la verdadera joya de poseer arte es la satisfacción personal que brinda y los beneficios que genera a lo largo del tiempo. ¡Así que adelante, da el salto y empieza a explorar las maravillosas obras de arte que te esperan aquí, en la galería Luxury Dalí!

Te puede
Interesar estas entradas

a

Tue ‒ Thu: 09am ‒ 07pm
Fri ‒ Mon: 09am ‒ 05pm

Adults: $25
Children & Students free

673 12 Constitution Lane Massillon
781-562-9355, 781-727-6090