Los facsímiles y su importancia en la historia.
Codice-Rico-de-las-Cantigas-de-Alfonso-X-El-Sabio-Cantigas-de-Santa-Maria-libro-1

Tabla de contenidos

La importancia de estar informado, así como conocer los hechos de nuestra historia, hacen de nosotros unas personas con una visión más amplia.

En este momento y gracias a la tecnología, tenemos a nuestro alcance una infinidad de información para consultar al alcance de nuestra mano.

A lo largo de nuestra historia, el ser humano ha tenido la necesidad de transmitir generación tras generación el progreso del conocimiento, ya sea con pinturas en paredes como escrituras hechas a golpe de martillo.

El paso de los siglos, ha ido modernizando la forma de plasmar nuestros conocimientos.

BEATO DEL MONASTERIO DE LAS HUELGAS – FACSÍMIL

Origen de los facsímiles

En los tiempos del medievo, los códices manuscritos, antecesores de los libros actuales, eran herramientas o instrumentos tanto para adquirir como para transmitir conocimiento. Sin embargo, no estaban al alcance de cualquiera.

La elaboración de los textos medievales ganó aún más valor al incorporar miniaturas, pinturas decoradas con oro y vivos colores, bellas letras capitulares y llamativos fondos (elementos naturales como hojas de acanto, flores, frutos, animales reales o mitológicos, etc.) y todo el detalle para garantizar una experiencia artística.

La producción de manuscritos fue sumamente importante durante la Edad Media. Bien es cierto qué gran parte de ellos se ha perdido, nos ha llegado un amplio conjunto de gran calidad y de enorme valor histórico y artístico.

Lamentablemente, muchos de ellos son muy frágiles y en algunos casos se han ido deteriorando a lo largo de los siglos.

Para su conservan es indispensable llevar un gran cuidado, y es de gran importancia su conservación en lugares especializados de difícil acceso.

Debido a ello, es de gran importancia la labor desarrollada por algunas editoriales donde realizan copias casi exactas de estas obras tan preciadas.

Estos son los facsímiles, que reproducen con gran precisión a los códices, libros miniados, libros de horas, entro otros.

Los facsímiles, están respetados hasta el mas mínimo detalle.

Pérdidas de folios, texto e imágenes como la textura y dimensión del soporte utilizado.

Tambien incluyendo sus defectos y desperfectos, la gama cromática y las decoraciones en oro y plata de los originales.

Un facsímil es la reproducción técnica y mecánica mas exacta de un modelo único que tiene importancia cultural-histórica.

La palabra facsímil procede del latín “fac”, hacer y “simile”, semejante y la ISBD consolidada.

Esta, lo define como una nueva edición de un recurso en el cual la parte principal es una reproducción exacta de las páginas originales de una edición anterior.

SAKRAMENTAR HEINRICH II – FACSÍMIL

Para qué sirve un facsímil

Las ediciones facsimilares cumplen a la perfección una doble función.

Por un lado permiten que los originales se conserven sin sufrir daños y por otro que los investigadores y amantes del arte de los libros tengan acceso a sus riquezas.

De esta forma se esta preservando y a la vez difundiendo nuestro patrimonio cultural.

Un dato a destacar, es que en la adquisición de un facsímil suele entregarse un libro de estudio a cargo de alguno de los grandes expertos

Este, suele incluir la descripción de cada una de las imágenes, un estudio histórico-artístico del mismo y la traducción del texto.

La editor garantiza la integridad y la fidelidad al original del facsímil. Certifica su tirada, que suele ser inferior a las mil copias certificadas, autentificadas notarialmente y sin posibilidad de reimpresión.

Te puede
Interesar estas entradas

a

Tue ‒ Thu: 09am ‒ 07pm
Fri ‒ Mon: 09am ‒ 05pm

Adults: $25
Children & Students free

673 12 Constitution Lane Massillon
781-562-9355, 781-727-6090