Salvador Dalí – 1934 – Vestigios atávicos después de la lluvia

Autor: 
Salvador Dalí (1904-1989)
Tipo de obra: 
Cuadro Litografía
Tamaño de obra: 
58 x 47 Cm
Tamaño de cuadro: 
98 x 79

3,900.00

Esta obra de arte, en perfectas condiciones, está recién restaurada y contiene una enmarcación única en el mundo, pues se trata de una exquisita manufactura. Esta litografía es la número 131 de 300 y descansa sobre un terciopelo azul que funde la obra con el fondo del cuadro.

    Si desea mas información sobre la obra, facilidades y formas de pago o exposiciones privadas rellene el siguiente formulario:

    EAN: 2000000028217 Categoría: Etiqueta:

    Descripción

    Salvador Dalí, Litografía Original firmada a mano por el autor

    Vestigios atávicos después de la lluvia: Esta obra de arte, en perfectas condiciones, está recién restaurada y contiene una enmarcación única en el mundo, pues se trata de una exquisita manufactura. Esta litografía es la número 131 de 300 y descansa sobre un terciopelo azul que funde la obra con el fondo del cuadro.

    Tamaño de la obra: 58 x 47 Cm
    Tamaño del cuadro: 98 x 79 Cm

    Vestigios atávicos después de la lluvia, es una obra que nace al poco tiempo de la muerte de la madre del artista.
    Por aquellos entonces, el artista vivía fuera de su ciudad natal, Cadaqués, donde tenía la intención de instalarse junto a su mujer Gala.

    En aquellos entonces, la familia de Salvador Dalí culpaba a Gala de todos los despropósitos del artista, y por este hecho el padre intento evitar que volviera a Cadaqués.

    Vestigios atávicos después de la lluvia (1934)

    “En Vestigios atávicos después de la lluvia” se hace visible el conflicto que tiene con su padre y la añoranza que tiene de su tierra. Este hecho se remarca dado que poco antes Dalí había escrito: “Nunca tendremos flores, ni un perro, solamente sequedad alrededor de nuestra pasión”.
    Es ese mundo desértico que también ha plasmado Dalí en esta pintura. En ella se ve la imagen de Dalí niño de la mano de su padre -una imagen que se ha convertido en obsesiva para Dalí-.

    La piedra apoyada en la roca y la muleta es la fusión de una extraña pareja. Por ejemplo, la muleta puede significar que estamos en presencia de un ser desvalido que ha de apoyarse en ella. No cuenta con ningún otro apoyo.

    Conoce más sobre la época en la que Dalí pintó esta obra.

    Vestigios atávicos después de la lluvia, obra de Salvador Dalí que muestra sentimientos encontrados de emociones personales del artista en una época convulsa.

    a

    Tue ‒ Thu: 09am ‒ 07pm
    Fri ‒ Mon: 09am ‒ 05pm

    Adults: $25
    Children & Students free

    673 12 Constitution Lane Massillon
    781-562-9355, 781-727-6090

    Abrir chat
    Si desea más información sobre Salvador Dalí - 1934 - Vestigios atávicos después de la lluvia puede rellenar el formulario o consultarnos mediante este chat.